Finalmente se ubica el cuerpo del niño desaparecido (Gabriel Cruz).

La Guardia Civil ha detenido este domingo a Ana Julia la mujer que el pasado 27 de febrero vistió por última vez al pequeño Gabriel Cruz, de ocho años, y cuyo cadáver transportaba en el maletero de su coche, cuando fue arrestada. La mujer, actual pareja del padre del niño, fue sospechosa desde el primer momento. Los investigadores sabían que el niño ni pudo perderse, ni encontraron ni un solo indicio que hiciera suponer que alguien se desplazó expresamente hasta La Hortichuelas (Níjar) para llevárselo. “No he sido yo. Se están equivocando, esta mañana he cogido el coche”, ha gritado la arrestada durante su detención. Sus lamentos han sido acallados por un guardia civil: “Callaté”, le ha respondido.

Sus innumerables contradicciones ante los investigadores, vaguedades ante algunas preguntas claves durante los interrogatorios como testigo la colocaron en el ojo de unos guardias civiles que en los últimos tres días no le han perdido de vista ni un minuto. Hacía días que la Unidad Central Operativa, la UCO, no albergaba duda alguna de que había sido ella. Pero esperaron a detenerla hasta que ella les llevara hasta el cadáver.

En el momento de la detención, Ana Julia se encontraba en la localidad de Vícar, municipio en el que la detenida residía con el padre de Gabriel desde que iniciaron su relación sentimental hace un año y medio. Durante estos doce días de búsqueda angustiosa, Ana se mostró desolada y afligida. No dudó en lucir la camiseta con la cara inocente de Gabriel y de participar en los múltiples rastreos que se realizaron en el parque natural del Cabo de Gata. Todo era mentira. Un papel que no logró despistar a los investigadores.

De hecho, ella sola se colocó el cartel de sospechosa cuando el pasado día 4 localizó la camiseta interior que el pequeño llevaba el día de su desaparición. La prenda estaba sospechosamente seca tras una jornada de intensas lluvias. Y era extraño porque esa zona había sido rigurosamente peinada por los equipos de búsqueda. Por tanto, era evidente que alguien había dejado allí la camiseta, sobre unas chumberas en el fondo de un barranco.

Una parte de la investigación concluye con la detención de la principal sospechosa y el hallazgo del cadáver, pero queda todavía mucho por saber. Por ejemplo, acabar de concretar si Ana actuó sola o contó con algún cómplice. La tarde que Gabriel salió de casa de su abuela para ver a sus primos se despidió de Ana y de su abuela Carmen, pero la ahora detenida no abandonó el domicilio hasta media hora después. Por lo menos es lo que ha dicho. Los investigadores tratan de concretar y confían en saberlo antes de que pase a disposición judicial, si en algún momento, la mujer pudo contar con algún cómplice. Aunque por el momento, se descarta.

Habrá tiempo de encontrar respuestas al interrogante de por qué. Es lo que desde este mediodía se preguntan sin consuelo los padres y toda la gente que quería al pequeño Gabriel. Es cierto que la relación del pequeño con la actual pareja de su padre no era buena. Nunca lo fue. El niño no se sentía cómodo con la mujer de su padre. Pero y ¿ella?, madre además de otra hija. Habrá que ver que declara. Por lo pronto, está ya en las dependencias de la comandancia de la Guardia Civil de Almería. Los investigadores no tienen prisa en tomarle declaración.

Sus innumerables contradicciones ante los investigadores la colocaron en el ojo de la Guardia Civil

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha transmitido a los padres del pequeño su sentimiento de profundo dolor y conmoción por el hallazgo.

Hoy se cumplen doce días de búsqueda frenética por parte de los 2.600 voluntarios y 1.500 profesionales. La actividad policial se intensificó durante la jornada del sábado en Las Hortichuelas y sus alrededores. Los guardias civiles volvieron a tomar declaración a todas las personas que ese 27 de febrero estaban en casa y escucharon un portazo o vieron una furgoneta blanca circular por la localidad.

MADRID (Hallado el cuerpo de Gabriel Cruz. Recuperado de http://www.lavanguardia.com/sucesos/20180311/441446027474/gabriel-cruz-muerto-nijar.html?utm_campaign=botones_sociales&utm_source=whatsapp&utm_medium=social.”